Redes sociales: ¿la sociedad del futuro?

“En el pasado, eras lo que tenías ahora eres lo que compartes.” Godfried Bogaard.

Alfredo César Dachary.

 

Te has preguntado porque el Internet y las diferentes redes sociales y un sinnúmero de aplicaciones cambian tan rápidamente, ¿es porque la tecnología está en constante superación o porque lo sociedad cambia a mayor velocidad?

No se trata de que es primero el huevo o la gallina, sino de entender lo que vivimos, además de grandes cambios y adecuación, es una transformación global, de la cual difícilmente podamos escapar, salvo que vivamos aislados, el viejo y literal modelo robinsioniano.

Las diferentes generaciones que vivimos estos tiempos tenemos varias cosas en común, la primera de ser los únicos como generación de haber presenciado un cambio de era que se dio a partir de grandes transformaciones como el fin de la grandes máquinas y el nacimiento de la nanotecnología, el desarrollo de Internet y un cambio radical en la forma de comunicarnos y conocer, que es equivalente a la revolución que generó la creación de la imprenta, cinco siglos atrás.

Todos estos cambios alteran las dos variables que nos permiten entender estos fenómenos, el tiempo y el espacio. Hoy el mundo es tiempo real, cualquiera que habla de un país desconocido o una región nueva, puede buscar en la web y llegar a ella a través de la información reduciendo el tiempo a casi el nivel cero. El espacio tradicional de tres dimensiones hoy se ha ampliado y pasa de finito a infinito, con el mundo que nos plantea la web, desde la nube a otros espacios para usos diversos incluidos, y ya podemos disfrutar de él a través de la realidad virtual.

La sociedad, en la medida en que se va individualizando más, empieza a perder los límites que le había impuesto la sociedad anterior y las redes sociales son mecanismos para opinar, encontrar amigos, el amor y todo lo demás que consideramos que nos ayuda a vivir y ser más felices

Lo que sí es nuevo, es un cambio aparente en torno al anonimato, ya que si le quieres revelar tus pensamientos más íntimos a todos en Internet, ahora puedes usar Whisper Secret, que te permite confesarle cosas a tus amigos anónimamente; Yik Yak es muy popular entre los estudiantes de preparatoria y universidad que quieren crear un chisme o compartir grabaciones de gente teniendo sexo.

Mucha gente utiliza esta aplicación para lo que está hecho, para compartir secretos anónimamente y una gran cantidad de gente lo utilizan para  publicar sus selfies mediocres por llamar la atención, ya que cada susurro que publiques recibe mensajes de chicos sedientos que quieren intercambiar números de teléfono y tener relaciones íntimas.

Miranda July, que es artista y cineasta, estaba tratando de combatir la naturaleza impersonal de estas plataformas cuando lanzó una aplicación que se llama Somebody, que te permite utilizar a extraños como palomas mensajeras para que le lleven un mensaje a otras personas aunque no tiene éxito a menos de que muchas otras personas alrededor tuyo también estén conectados a la aplicación.

Las redes sociales se han expandido tanto en la última década por lo que es muy fácil olvidarse de plataformas sociales pioneras, como MySpace, que parecían una novedad pasajera en ese momento. Para el 2006, la versión beta de MySpace latino en español tiene como grupo objetivo unos 40 millones de la población hispanohablante de Estados Unidos, y en la misma línea se lanza MySpace Latinoamérica para un mercado de 150 millones de residentes en Latinoamérica.

Al principio del 2000 fue la infancia de las redes sociales, su concepción y el desarrollo se remonta a los conectores de Internet más primitivos como el BBSes o el énfasis que le ponía AOL a los perfiles de los miembros para chatear, por lo que estas primeras redes eran muy primarias y no tan amigables como hoy.

La revolución se dio con la emergencia de Facebook que llegó en la mitad de la primera década del siglo XXI, a manos de un grupo de jóvenes, que buscaban promover relaciones acorde a estos nuevos tiempos, donde lo privado es remplazado por lo público y esto abre una nueva era de la comunicación humana. En un año a partir de su apertura en el 2005, Facebook logró pasar en el uso de las redes sociales por gente joven de un 9% a un 49%.

En el 2015, Facebook ha crecido geométricamente llegando a tener una cartera de más de 1.350,000 de usuarios activos, por lo que se puede sostener que las redes sociales se convirtieron en la columna vertebral de sociedad, pero montadas sobre el nuevo mundo que abrió Internet.

Año a año aumenta el número de gente mayor que usa los medios sociales y, por ejemplo, el número de usuarios de Facebook entre 45 y 54 años ha aumentado casi un 50% desde finales del 2012, según un estudio realizado por Global Web Index, una empresa de investigaciones de mercado.

Pero Tumblr es uno de los nuevos sitios de crecimiento más rápido y está formado por pequeños blogs, reúne más de 140 millones de blogs dedicados a temas muy diversos, por lo que el contenido se dirige a los que publican imágenes y mensajes rápidos y chistosos, no es tan largo como el de los blogs tradicionales, ni tan corto como el de los de Twitter.

Los usuarios siguen a otros usuarios y pueden individualizar la apariencia de su propio blog mediante docenas de plantillas para su diseño y además  ofrece una aplicación móvil para facilitar la publicación de los mensajes dondequiera que te encuentres, así cada día se publican más de 82 millones de entradas en los blogs de este sitio.

El otro de los sitios en plena expansión es Instagram que es una aplicación social para compartir fotos y videos y que utiliza el patrón de Facebook y la característica es que te conectas con tus amigos pero excepto las imágenes, elimina todo lo demás. Instagram permite a los usuarios encontrar su vena fotográfica a través de docenas de recursos para editar y mejorar fotos, y también puedes editar y compartir videos de 15 segundos. Instagram se inició en el 2010 y para el 2013 tenía más de 150 millones de usuarios cada mes, más de 16,000 millones de fotografías se han compartido sus seguidores durante los tres años de su existencia, afirma la empresa.

El tercer gran ganador de esta nueva década es Snapchat, el cual es muy parecido a Instagram pero con un botón para la autodestrucción y está diseñado para los que desean compartir un momento, pero no desean preservarlo para la posteridad, ya que los usuarios pueden enviar fotografías a amistades y grupos.

Cuando el destinatario abra un mensaje con fotografías denominado un “snap” tiene solamente un tiempo limitado para ver las imágenes, y cuando el tiempo se cumple tiene 10 segundos porque la fotografía se borra del dispositivo del destinatario, y también se borra de los servidores principales de Snapchat.

Esta aplicación ha generado mucha polémica ya que su temporalidad es inmediata y pasajera, lo cual estimula los mensajes de sexo y texto, mensajes de fotografías sexualmente explícitas, y porque su base de usuarios se inclina a los jóvenes de 13 a 23 años, aunque están en aumento los usuarios mayores de los 40 años.

Las redes sociales no puedan perder su fuerza, por lo menos no por ahora, ya que va al alza en todas las plataformas sociales grandes, porque estamos en el comienzo de la era del contenido social.

La gran disputa es poder subir, mandar y socializar el video, como sus líderes actuales YouTube y Facebook, Snapchat está optimizando sus plataformas para el consumo de video a través de dispositivos móviles. Para Dan Domínguez, escritor y productor de YouTube, el cambio viene más rápido e imagina que sea más radical, aunque Facebook va a decaer en tamaño porque ya no es algo “cool” y la sociedad se cansa de algo y lo abandona ante el mundo de oferta de plataformas y programas.

Goldberg, otro de los expertos que opinan de este tema, ve una tendencia diferente basado en que la gente está compartiendo y arreglando el contenido mucho más de lo que lo están creando, de allí que para este operador la próxima ola que se viene pueden llegar a ser las aplicaciones de compras, donde el acto de consumo se vuelva un acto de creación, como por ejemplo colaborar con tus amigos para armar una vestimenta o para que te ayuden a comprar los regalos de Navidad, una nueva socialización a partir de un objetivo central de la nueva sociedad: el consumo.

Las redes sociales comenzaron como una manera en la que la gente pudiera compartir las cosas que habían hecho o con las que se habían encontrado, el contenido que es mucho más viral de alguna manera se patrocina, casi siempre por corporaciones masivas, pero esto comienza a cambiar ya que el modelo de los nuevos medios se está empezando a parecerse al viejo modelo de los medios, donde si quieres jugar te tocará pagar.

Esto nos recuerda a un texto clásico cuyo título es “Gratis”, donde explica que nada es gratis siempre estamos pagando aunque sea con un tiempo para el consumo futuro; el sistema no plantea ni solidaridad ni equidad, solo ganancia aunque éstas tengan diferentes medios y tiempos.

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *